Quiénes somos

Los espacios de encuentro, como cuencanos y cuencanas, nos trastocan
antropológicamente desde la geografía del medio, el río como motor que condensa nuestra
historia colonial, religiosa que se ha construido sobre las piedras mismas de las y los
cañaris, del incario, de tribus y civilizaciones lejanas que han desembocado en lo que ahora
somos, en donde habitamos, las costumbres que hemos adquirido, desarrollado y que
siempre están dispuestas a evolucionar en el devenir histórico en el que estamos.

Es necesario ir generando nuestros propios debates, cuestionamientos, conocer de las
investigaciones científicas y empíricas, de los conocimientos que se estàn generando desde
los diferentes espacios, sectores, colectivos o individualidades del sur, de Cuenca, de
Ecuador; la crítica, el debate y la exposición de ideas, enmarcadas por el respeto y la
tolerancia enfrenta la desidia y la transversalización de una realidad enfocada en el poder y
el capital.

Proponemos simplemente regresar a dialogar para re-encontrarnos, crear posiciones
políticas de resistencia a la contemporaneidad, eso propone:

La Alharaca.